Институт развития технологий ТЭК (ИРТТЭК)
Зарубежные СМИ об Институте

Filipinas: La escala del geotermómetro de la vida

Filipinas: La escala del geotermómetro de la vida
25.11.2021

Rusia.- Decenas de volcanes en Filipinas suponen un peligro innegable para los habitantes. Vivir en un barril de pólvora no da tranquilidad a los filipinos. Sin embargo, los lugareños obtienen un beneficio considerable de sus volcanes, generando electricidad a partir de ellos.

El Instituto IRTTEK explica cómo Filipinas se ha convertido en uno de los líderes mundiales en la energía geotérmica.

La energía geotérmica no es una fuente de energía renovable muy popular, principalmente debido a los factores geográficos. Se almacena bajo la superficie terrestre en forma de calor y depende de volcanes, fuentes termales, fumarolas y géiseres que no se encuentran en todas partes.

A diferencia de la energía eólica y la solar, la geotérmica depende menos de las condiciones meteorológicas. Se genera las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año y no requiere transporte porque se «almacena» en las rocas, el suelo y las aguas subterráneas. Si se utiliza correctamente, es una fuente de energía prácticamente inagotable que no produce emisiones a la atmósfera y tiene un impacto insignificante en el medio ambiente. En definitiva, una energía completamente «verde». Pero no es accesible para todos.

En la actualidad, algunos países, como los del norte de Europa, ya utilizan el calor subterráneo para la calefacción de los hogares. En Islandia, el 66,3% de toda la energía procede de la actividad volcánica, y cerca del 85% de los hogares se calientan con el calor de la lava subterránea, donde las temperaturas pueden alcanzar los 460 grados.

Archipiélago del fuego

Las principales centrales geotérmicas se encuentran en Estados Unidos, Indonesia, Filipinas, Nueva Zelanda y México. Todos estos países están situados en el Anillo de Fuego Volcánico del Pacífico, una zona de intensa actividad sísmica.

Filipinas es el tercer productor de electricidad geotérmica después de Estados Unidos y México. La exploración geotérmica en este país comenzó en 1962 y las primeras grandes centrales eléctricas comerciales se pusieron en marcha en 1979. En 1984, los cuatro campos geotérmicos tenían una capacidad total instalada de 890 MW, y estas plantas suministraban aproximadamente el 20% de las necesidades de electricidad del país.

La crisis del petróleo y el rápido aumento de la demanda de electricidad fueron las razones del primer impulso de este desarrollo en Filipinas en los años 70. El sector de la energía geotérmica, apoyado por el Estado, recibió un flujo de inversiones. Esto convirtió a Filipinas en el segundo productor mundial de la energía geotérmica, después de Estados Unidos.

Sin embargo, la energía geotérmica era, y sigue siendo, bastante cara. Por lo tanto, incluso en Filipinas, los combustibles fósiles siguen teniendo un fuerte liderazgo en la actualidad. En 2014, por ejemplo, representó el 74,4% (el 42,8% fue carbón, el 7,4% petróleo y el 24,2% gas).

Las energías renovables representan el 25,6% del total de la energía producida en Filipinas. Además, la energía hidroeléctrica tiene un 11,8% y la geotérmica un 13,3%. En los últimos 20 años, la energía geotérmica en Filipinas ha permanecido prácticamente sin cambios. Mientras que la producción de energía de las centrales de gas o carbón se ha triplicado.

Pero, a pesar de algunos avances en el desarrollo de políticas para atraer más inversiones en energía geotérmica, Filipinas aún no ha aprovechado al máximo sus vastos recursos.

Perspectivas «calientes”

Todavía faltan muchas cosas en los ambiciosos planes de desarrollo de la energía geotérmica de Filipinas. El apoyo total del Gobierno, por ejemplo. Las restricciones son muchas y los inversores nunca están satisfechos.

Pero el principal obstáculo es el elevado coste de la energía geotérmica. Cada pozo de exploración cuesta hasta 8 millones de dólares, y no hay garantías de éxito. Es necesario perforar dos pozos para estimar las reservas del yacimiento con mayor precisión. Y el retorno de la inversión sólo habrá que esperarlo a largo plazo.

El Departamento de Energía de Filipinas merece sin duda el reconocimiento por lo que ha hecho hasta ahora para desarrollar la energía geotérmica. Sin embargo, hay que admitir que este trabajo dista mucho de ser completo y requiere un serio perfeccionamiento.


Revista Energia

© 2018-2022 Все права защищены.