Институт развития технологий ТЭК (ИРТТЭК)
Зарубежные СМИ об Институте

Groenlandia: energía verde bajo el hielo

Groenlandia: energía verde bajo el hielo
07.06.2022

Las características de la isla de Groenlandia son únicas. Es la isla más grande de la Tierra, pero con la menor densidad de población, con 0,03 personas por kilómetro cuadrado. Más del 80% del territorio está cubierto de hielo, que contiene alrededor del 7% del agua dulce del mundo. Esperemos que esta “capa de hielo” del planeta no se derrita nunca, ya que de lo contrario el nivel del mar subiría 7 metros, lo que provocaría una catástrofe mundial.

Sin embargo, poco a poco esta capa de hielo se está reduciendo, aumentando, al menos por ahora, el atractivo económico de la isla. El hecho es que Groenlandia contiene alrededor del 13% de las reservas mundiales de petróleo no descubiertas y el 30% de las de gas, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Groenlandia es un territorio autónomo dentro del Reino de Dinamarca, pero sus riquezas llamaron la atención del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, que incluso se ofreció a comprar la isla ártica. Sin embargo, la oferta fue rechazada por el Gobierno de Groenlandia y por el Gobierno danés.

Cabe recordar, Dinamarca determina la política exterior, de defensa y de seguridad y apoya a Groenlandia con una subvención anual, que representa aproximadamente dos tercios de la economía de la isla ártica.

Aunque sólo se puede llegar a Groenlandia en avión a través de Canadá, Dinamarca y la también lejana Islandia, en la isla viven nada menos que 56.000 personas, que además hablan groenlandés. Es un lugar duro, ya que incluso en verano las temperaturas rara vez superan los cero grados.

En 2015, la cuota de energía renovable de Groenlandia en el sistema energético fue del 81,29%. Esta cuota ha ido creciendo de forma constante. En 2012, por ejemplo, fue del 75%. ¿Cómo se las arreglan los groenlandeses que viven en una zona cubierta de hielo del tamaño de Europa Occidental?

En primer lugar, las autoridades locales están ampliando la red de pequeños parques eólicos para suministrar energía a las zonas más remotas.

Palle Christiansen, ministro de Economía de Groenlandia, dijo hace unos años que los productos petrolíferos se reducen constantemente y el dinero liberado se invierte en la energía verde. A las autoridades groenlandesas no les gusta depender de los generadores diésel. No hace mucho, la segunda ciudad más grande, Sisimut, con sus 6.000 habitantes, se abastecía de dos generadores diésel. Que, según el mismo Cristiansen, son las mayores fuentes de emisión de CO2 en la isla. En su lugar, la ciudad se abastecerá de centrales hidroeléctricas.

Producción sin residuos

Como ya hemos mencionado, el sistema eléctrico en la isla es local. Cada localidad intenta aprovechar su posición geográfica para generar energía. La zona de Ilulissat se centra en las centrales hidroeléctricas y Sisimut incluso utiliza pescado y otros productos de desecho.

Groenlandia cuenta con cinco centrales hidroeléctricas y también utiliza energía procedente de la incineración de residuos, estas plantas son gestionadas por los municipios. Pero el enfoque local dificulta el uso de la energía sobrante en otros lugares.

La ciudad de Sisimiut se alimenta de residuos en el sentido más estricto. Esto incluye los residuos domésticos e incluso las cajas de cartón que transportan alimentos desde fuera de Groenlandia. Los residuos de la industria de la construcción también van al “horno”, al igual que los residuos de pescado y el aceite de pescado.

En cambio, el pueblo de Saarlock depende de la energía solar y del viento, y no se genera mucha, pero los habitantes de Saarlock la tienen suficiente.

Otro pueblo local, Ilulissat, utiliza una central hidroeléctrica autónoma alimentada por el agua de deshielo de los glaciares. La planta de 22,5 MW ha sustituido a una central eléctrica de gasóleo y suministra energía a toda la ciudad.

Romper los lazos con el petróleo

En el verano de 2021, Groenlandia dijo “no” a más exploraciones petrolíferas y anunció que dejaría de conceder licencias de exploración. Las prospecciones petrolíferas en Groenlandia se llevan a cabo desde la década de 1970, con la participación de grandes empresas petroleras como Shell, Chevron, ExxonMobil y Eni.

Sin embargo, hay petróleo en Groenlandia, incluso bajo el lecho marino de la costa oriental. Sin embargo, según el gobierno, es demasiado caro de extraer, además de ser peligroso para el medio ambiente. La ministra de Vivienda, Infraestructuras, Recursos Minerales e Igualdad de Género, Naaja H. Nathanielsen afirmó que “nuestro país estaría mejor si se centrara en el desarrollo sostenible”. Las autoridades lo consideran un paso natural y se toman en serio la crisis climática.

Sin embargo, es el calentamiento global el que puede interferir en esta cuestión. Si hace que la minería sea más asequible económicamente, nadie garantiza que la decisión de las autoridades de Groenlandia no sea revocada.

Mijail Smyshlyaev es miembro del IRTTEK Instituto

© 2018-2022 Все права защищены.