Институт развития технологий ТЭК (ИРТТЭК)
Зарубежные СМИ об Институте

Guyana: de una república azucarera a una potencia petrolera

Guyana: de una república azucarera a una potencia petrolera
22.05.2021

Los expertos estiman que solo Lisa-1, uno de los pozos de petróleo en la costa de Guyana, tiene 1.400 millones de barriles de petróleo crudo, debutando como productor y exportador de petróleo en 2020, con envíos de crudo a Estados Unidos que promedian los 27.000 de barriles por día

Guyana, un pequeño estado de América Latina, podría convertirse en el nuevo paraíso de inversiones de todo el mundo. A lo largo de la historia, esta excolonia británica y el único país de la región donde el inglés es el idioma oficial tuvo problemas con el desempleo y la pobreza.

Hace unos años todo cambió. El país más pobre comenzó a atraer el interés de los gigantes petroleros del mundo después del descubrimiento de petróleo. El Instituto para el Desarrollo de Tecnologías de Combustibles y Energía (IRTTEK) relata cómo ha cambiado la vida de Guyana en los últimos años y si tiene la oportunidad de evitar la llamada “maldición del petróleo”.

En 2008, un consorcio liderado por las empresas estadounidenses ExxonMobil y Hess, en cooperación con CNOOC de China, comenzó a realizar el primer trabajo de exploración en el bloque Starbroek, ubicado a casi 200 kilómetros de la costa del pequeño estado Americano de Guyana entre Venezuela y Brasil. 12 años después, la producción superó los 120 mil barriles diarios, y, según las previsiones, superará pronto los 700 mil barriles por día.

El 13 de enero de 2017, Exxon Mobil y Hess anunciaron la exitosa perforación de un pozo de aguas profundas que confirmó que el fondo del océano frente a la costa de Guyana contiene ricas reservas de petróleo y gas natural. Los expertos estiman que solo Lisa-1, uno de los pozos de petróleo en la costa de Guyana, tiene 1.400 millones de barriles de petróleo crudo.

Paraíso de inversión

Según varias opiniones, las reservas de petróleo de Guyana ascienden a miles de millones de barriles. En 2019, ExxonMobil declaró que había descubierto más de 5.500 millones de barriles de petróleo en el Océano Atlántico cerca de la costa del país. Se trata de varias decenas de miles de millones de dólares de ganancias. Sin embargo, el país necesita el desarrollo de tuberías e infraestructura de apoyo para poder convertir el oro negro en el amarillo.

En el 2019 el FMI pronosticó que la economía de Guyana creciera un 86% en 2020. Sin embargo, por la pandemia el pronóstico no se cumplió tan rápidamente.

En 2018, había pronósticos de que Guyana se convertiría en el quinto productor de petróleo más grande de América Latina. Ahora el quinto lugar se espera para 2025.

La vecina Venezuela, que está atravesando la peor crisis de su historia, tuvo su punto de vista. Cuando ExxonMobil anunció por primera vez descubrimientos de petróleo en un área cercana al sitio en la disputa entre Guyana y Venezuela en 2015, Caracas reaccionó casi instantáneamente.

Se trata de la disputa entre los dos países sobre la región de Esequibo, un área de 159.500 kilómetros cuadrados, rica en recursos naturales y minerales, que se encuentra entre Venezuela y Guyana y que ya ha sido el centro del conflicto entre estos países durante casi doscientos años. Sin embargo, dada la situación política en Venezuela, es casi imposible pronosticar el posible desarrollo de la situación.

Guyana hizo su debut como productor y exportador de petróleo en 2020, y sus envíos de crudo a Estados Unidos promediaron 27.000 de barriles por día, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA).

Los informes de la EIA indican que desde 2021, el suministro de petróleo crudo de Guyana a Estados Unidos ha sido de 60.000 barriles por día, lo que lo convierte en uno de los 10 principales suministradores de petróleo a Estados Unidos.

Cómo dividir la riqueza

Mientras tanto, en abril de 2021, el gigante petrolero estadounidense ExxonMobil anunció el descubrimiento de nuevos campos. Actualmente, frente a la costa de Guyana siguen operando seis buques de perforación de la compañía.

El país ya ha comenzado a analizar varias opciones para invertir la riqueza. Los políticos intentan utilizar la nueva realidad en sus propios intereses. El partido gobernante propone utilizar el dinero para enseñar a los agricultores para que trabajen en los sectores público y de servicios. A su vez, la oposición quiere subsidiar las fincas azucareras para apoyar a las comunidades rurales.

El pequeño país está viviendo quizás el mejor momento económico de su historia en medio de la pandemia mundial.

Guyana espera producir 1 millón de barriles de petróleo por día para 2027, lo que lo convertiría en el productor principal del hemisferio occidental. El país más pobre de América del Sur se está preparando para un boom petrolero que podría impulsarlo a la cima de la lista de los países más ricos no solo del continente, sino también del mundo.

Pero ¿puede Guyana evitar la llamada “maldición del petróleo” y asegurarse de que su nueva riqueza beneficie a la propia población?

Maldición del petróleo

El descubrimiento de petróleo en otros países en desarrollo siempre ha generado problemas. En el caso de Guyana, también existe el riesgo de padecer la llamada “enfermedad holandesa”, cuando la competitividad de otros sectores disminuye.

Sin embargo, es probable que Guyana evite este escenario por una razón bastante inusual. Este país siempre ha sido pobre y nunca ha producido nada de todos modos. Y no tiene nada que perder.

Sin embargo, el auge petrolero podría ponerlo en un camino similar al de su vecino occidental, Venezuela, que cayó en una profunda crisis después de una larga y total dependencia de los ingresos petroleros.

Pero, de momento las perspectivas son brillantes.

El gobierno anunció el Día Nacional del Petróleo, que se celebró por primera vez el 20 de diciembre de 2020 en el apogeo de la pandemia. La “fiesta durante la plaga” del siglo XXI se celebró al más alto nivel. Las autoridades están haciendo todo lo posible por aprender de la experiencia negativa de otros países, creando un fondo soberano, como lo tienen Noruega o Abu Dabi. Y prometen de que el nivel de vida de todos los ciudadanos de Guyana aumentará significativamente. El tiempo mostrará si las autoridades cumplirán sus promesas.

Mikhail Smyshlyaev,

Instituto IRTTEK


Revistaenergia

© 2018-2020 Все права защищены.